Fiel amigo, compañero, guardián. Hasta ahí la lleva, pero las campañas electorales y la ansiedad militante hacen que a veces elija quedar “atrás”.

No despegó los ojos de su dueño, no cambió de posición, no ladró. Sólo esperó pacientemente a que terminara el acto, sin importarle demasiado qué decían, ni el bullicio, ni su soledad en la caja de la camioneta, en una calle vacía de la ciudad de Mercedes. Distraído, hizo oídos sordos a los parlantes y esperó.

CLIC - MARÍA INÉS HIRIART con sticker LP (1)
FOTO: María Inés Hiriart.